Blogia
elsaltodelarana

la señora a solas

La Señora a Solas. 


La mujer comenta para si. “¿Qué le pasará a éste hombre?”.... 

El hombre, espera pacientemente su paso. Espera y espera, hasta que la ve aparecer. 
El también cavila: “ Allá viene el carro blanco”. 
Enseguida el hombre saca la mano y hace la señal de costumbre... 

Diariamente él se monta en ese carro, deja pasar a todos los otros, aunque viniesen vacíos. Él se llena de paciencia, se hace el loco y se alegra la vida en cuanto ve llegar el carro blanco. 

“¿Cómo está la bella?”, es lo primero que dice a manera de saludo. La señora sonríe, asienta con un movimiento de cabeza y continua con su labor. 

Todo el día, o casi. La señora va de aquí para allá y de allá para acá en su carrito blanco. Hace varios viajes, llevando pasajeros en la corta ruta. Éste, es su modus vivendi. 

Diose cuenta que hay un señor, siempre el mismo señor, el de todos los días, que se monta en su carro y siempre a manera de saludo, dice la misma frase. “¿Cómo está la bella?”... 

También se dio cuenta, que éste señor hace el viaje muchas veces; dos, cuatro y hasta seis, y ella piensa,; “será que este señor no tiene nada que hacer, sino pasear de acá para allá todo el santo día”. ... “En fin”....” Son sus reales”.... 

El señor, en el carro habla muy poco, a veces comenta algo sobre el clima, que hace mucho calor, o que se espera lluvia, o cualquier otra trivialidad. Una sola vez hizo una pequeña alusión sobre sus ojos “Hoy el día está hialino; amaneció brillante, muy claro, como el verde de sus ojos”. 

La señora brilla con sus ojos verdes.... 

En su descanso, l e comenta a su amiga sobre este pequeño cumplido. “Todavía alguien me piropea”, “¿Será que todavía estoy muy buena?......¿Qué le pasará a ese señor?”.... 

Y al día siguiente lo mismo......Y también el otro..... 

Una mañana lograron al fin viajar solos.... 

O el señor al fin logró la oportunidad esperada.... 

Él después de aguardar detrás de un árbol; un ancho chaguaramos, observa sigilosamente pasar a todos los carros, y decidió aguantarse allí, como escondido, hasta que llegara la hora de menos pasajeros y al fin de tanto esperar, ve venir de nuevo el carro blanco, y hace la señal de costumbre.... 
Ella se asombra, porque lo ve salir así de repente detrás del árbol...y piensa, “ ahí viene de nuevo” 

“Señora buenos días cómo está, cómo ha amanecido la bella?”. 

Ella solo sonríe 

Y avanzaron unas cuantas cuadras...... 

Una pasajera hace una señal, se monta y siguen la ruta....Un poco más adelante pide parada cancela y se baja... 

Quedan completamente a solas. 

Él dándose valor, le comenta a la señora. “ Sabe señora, desde hace varios días he querido hablar con usted, decirle que me agrada, que me gusta usted mucho y que cada vez que la veo pasar se me estremece el corazón....Y que quisiera estar con usted, a ver si acepta , almorzar o cenar conmigo, en cualquier oportunidad que usted lo aprecie. 

Ella le contesta rápidamente, con una gran sonrisa en sus labios y brillando sus ojos verdes. 

“De acuerdo, me siento muy halagada con su invitación, pero antes usted debe hacer algo”. 

Él , Aprehensivamente contesta.“ Lo que usted quiera señora, ¡dígame!”... 

“Es que usted antes, debe ir a hablar con mi marido”...... 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres