Blogia
elsaltodelarana

relato de un viaje en moto..Y me fui para Santa Barbara de Barinas.. Con una moto, china Bera de 200 c.c.

Y me fui para Santa Barbara de Barinas..

Con una moto, china Bera de 200 c.c.

Total ida y vuelta unos mil y tantos kilómetros…

Me decidí salir en la moto, el E, se fue en el carro con la familia, yo lo seguiría o esperaría según el caso…

Despues de chequear la moto, y llenarla de combustible, verificar la liga de freno y aceite, arranqué via autopista.

Un poco de tráfico al salir de Guacara hasta Valencia, y meterse en la vía hacia el sur, toda ella siempre está llena de automóviles, transeuntes , autobuses y camiones, hay que tener cuidado por esta vía…

Luego del campo de Carabobo o hacia ella , ya disminuye un poco el tráfico y se puede rodar con más calma…

Luego la vía hacia Taguanes, también un poco regular y siempre hay que tener la precaución de los camiones y automóviles… Luego de taguanes, Tinaquillo, también un caos y continúo por la carretera hasta Tinaco , donde me detengo para comprar un repuesto en la tienda de motos…

Antes de Tinaco , en las curvas, siempre recuerdo cuando, no sé, una mancha, o un barro, o algo, me hizo caer de la moto, qué caí, de platanazo, y al final me rompí una costilla, a la moto no le pasó nada , solo se rompió la palanca de cambios, que conseguí en esa tienda de Tinaco…

Luego de comprar el repuesto; una rueda corona o plato de 38 dientes para cambiarlo al de 42 que llevaba en la moto, seguí por el pueblo, no se puede ir por la carretera, ya que está llena de “policias acostados”, una gran cantidad de muros hecho sin conciencia, y que obstaculizan y atrasan el tráfico por esa vía, con sus ventas y demás cuestiones. Para mí es todo un caos pasar por allí…

Por fín la autopista de San Carlos, allí se pudo desplazar un poco más rápido, hasta llegar a la ciudad de San Carlos, en donde tomo la vía vieja que va a Apartaderos y a San rafael de onoto.

Esta vía está sola, casi no pasa nadie por allí, ya que todo el mundo toma la autopista, todavía está transitable y me gusta ir por ella, ya que es más fresca y todo el trayecto es carretera para mí solo.

Descanso en San Rafael de Onoto, tomo un café y miro el cuenta kilómetros, todavía hay gasolina para rato, aunque marca unos 170 km más o menos…Pero lleno el tanque…

Luego de descansar un rato, tomar refrigerios etc, tomo la autopista, pasando por Agua Blanca, donde se ve un balneario calidad, con unos toboganes, parece muy bien ir para allá un día de estos a averiguar , si lo que se ve, es bueno…

Continúo por la autopista, llego a Acarigua, paso por los puentes de los ríos de Acarigua y el Guache, se ven con algo de agua , todavía no ha empezado el invierno, y continúo por la autopista, hasta llegar al aviso donde se indica la venta de jalea de mango, no la pierdo, me meto debajo de un gran árbol, con una gran sombra y descanso, degustando, con toda la gula que me caracteriza, comiéndome toda la jalea , con gran satisfacción…

Continúo, hasta la Ciudad de Ospino, en donde tengo a un compadre y allí pernoto…

Total unos 225 kilómetros



Al día siguiente, muy temprano en la mañana, partí de nuevo por la autopista, después de un buen sueño reparador , via Guanare, pasando por el río Ospino, Morador, Guanare, etc.

Y allí después de Guanare una fina lluvia se dejó caer, y me acompaño los otros tantos kilómetros hasta la ciudad de Barinas, donde ya había escampado…

Por la autopista no hay bombas de gasolina y esta situación me tenía algo preocupado, porque no sabía si que me quedaba sin combustible antes de llegar a Barinas, había llenado el tanque en San Rafael, pero logré llegar hasta Barinas, donde marcaba la moto unos 204Km, quedándole todavía la reserva, así que por gasolina son bastante económica estas motos…



Después de llenar el tanque, seguí mi rumbo hacia Socopó, pasando antes por varios poblados y “policias acostados “ que han sembrado por toda la vía, hasta más allá de donde uno se imagina, creyendo que así , no hay accidentes o muertos en la vía. Y eso lo que hace es dañar los automóviles y retrasar en gran medida un viaje…Aparte de lo que significa toda una molestia.

Alcabalas, policias acostados, ventas de todo tipo, frutas, café , chucherías, etc en todo el medio de la vía, todo esto se suma a que siempre se acumule el tráfico…

Y rodando y rodando ya un poco cansado de las piernas, buscaba otro sitio para descansar otros 15 minutos, llegando a la cuidad de Socopó, y ver lo especial que tiene la vía en todo su esplendor sus grandes paisajes, los puentes donde se ven los ríos repletos de agua cristalina, la que baja de las montañas que produce el deshielo de las grandes cumbres, donde nacen todos esos ríos tan hermosos.



En el pueblo de Capitanejo, me detengo, oigo un ruido en la moto, y algo entre los cambios y rueda trasera, al observar, me di cuenta que la cadena había hecho un estirón muy largo,casi llegaba al piso y eso que la había apretado la noche anterior antes de la partida…”Se estiró la cadena” ¡Qué vaina!.

Apreté la cadena y continué, pero obserbaba que la moto rodaba con algo extraño, era el plato que se había dañado y torcido algunos de sus dientes, continué así hasta llegar a Santa Bárbara ya faltaba muy poco, al día siguiente, fui donde un mecánico un señor Joan, muy amable , chequeamos la moto, cambiamos la cadena y el plato, colocándole un 38 dientes, trabaja el motor más descansado…

Y así llegue a la Ciudad de Santa Bárbara donde me esperaban con gran cariño y animosidad mis familiares…





¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres