Blogia
elsaltodelarana

La Boda

La Boda

La reunión se anunciaba muy divertida, estaba en pleno apogeo, los invitados libaban el licor que era escanciado en sus copas con generosidad.

No faltaba la comida ni la bebida y todos permanecían alegres y dicharacheros, las voces de los más ansiosos llegaba hasta la calle y manteniéndose la alegría en la reunión.

Los novios repartían sus saludos y abrazos a los amigos, que les deseaban sus parabienes, las felicitaciones de rigor y algún que otro regalo en metálico que era conducido al bolsillo del novio.

Fiesta, ejemplar entre fiestas, esplendorosa, no faltaba sino que entrara más alegría por las ventanas para hacer el derroche más regio, más maravilloso....

--¡Pist!.¡Pist!.¡Pist!—Un sonido que imperceptible se asoma entre el clamor de voces.
Se repite.
—¡Pist!, ¡pist!, ¡ pist! Un poco más fuerte, es un llamado, que pide atención.

Una mano se asoma por entre el cortinaje e invita al novio a seguir su seña.
--¿ Pero pasa algo importante?—La mano ahorase convierte en un rostro y calladamente solo con los labios le indica algo al novio. ( S-e a- c -a -b -ó e-l v-i-n-o).
Se repite la pregunta— ¿Pero pasa algo ?.
La voz sigue callada, el hombre carraspea, se limpia la garganta y le indica al novio;
--¡ La bebida se acabó!.....
--¿Cómo? Responde el novio, rojo su rostro y temblorosas sus manos.

No se sabe a ciencia cierta, si fue por falta de previsión, o muchos los invitados, pero así paso.
El vino, se acabó.

Y el horror y el terror se apoderó de los novios.

Notaron enseguida la falta de líquido vital, que para una fiesta de tal envergadura es muy importante. Se pusieron a cavilar y se hacían preguntas, y preguntas, y no tenían respuesta a esas preguntas.

“¿Qué haremos?.¡Qué predicamento!. ¡En qué situación estamos metidos!.....

Mirando todo y a todos, observan entre los invitados a una familia que en una mesa platicaba y se divertía. Estaba el esposo, la señora y el hijo de ambos, que muy animado contemplaba a las gentes divertirse.....
Una voz el indica al novio "Habla con la Señora"...
........................

--Hijo mío--, le comenta la madre, --pero debemos ayudar a estas personas.
--¡Pero cómo madre!. La observa con seriedad y hablándole con ternura, continua—Tú sabes que yo no estoy para estas cosas—Le replica--¡No!. Todavía no ha llegado mi h...
Ella no le deja terminar la frase, con los ojos llenos de lágrimas le objeta.
--Estas gentes son nuestros amigos y debemos ayudarlos, no podemos dejar que los recién casados sufran empezando su vida y las consecuencias futuras. La Burla, el que dirán—Le sigue hablando mirándole a los ojos, con la expresiòn que tiene todas las madres cuando solicitan algo..
--Además los conocemos de muchos años, son casi nuestros parientes.

El hombre no tiene argumentos, para debatir a su madre, que es toda generosidad y dulzura. Calla. Piensa.
--Esta bien madre. ¡Lo haré!. ¡Preparemos las cosas!.

.............................

Las gentes comentaban con gran entusiasmo sobre la enorme sorpresa dada por los anfitriones en la fiesta...

“¡Nos dieron un vino que fue una delicia!. ¡ Insuperable!. ¿De donde lo habrán sacado?. ¡Ni los gobernantes!.... ¡Fue toda una sorpresa!”.

El hijo y su madre reían alborozados...

Fue tanta la calidad y lo sabroso del vino que existen crónicas de esa fiesta desde hace 2000 años.

Rubén Patrizi
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres