Blogia
elsaltodelarana

Iguana-iguana

Iguana-iguana Iguana Iguana. El Guajiro Francisco a sus ochenta y cinco años descansaba encaramado en su chinchorro, y este descanso, imprevisto, era causado porque  estaba con una pierna enyesada. Hombre inquieto. El blanco yeso sobresalía en el chinchorro en esa tarde veraniega... .....Estaba montado en un árbol bajando mamones, cuando se vino abajo. Él todavía a su edad,   acostumbra  a encaramarse en casi todas las matas, disfrutaba de lo lindo bajando mangos, o los aguacates, le gustaba mucho montarse en esas matas.....Reminiscencia de una niñez ocupada, le decían sus amigos, y el  reía, esta vez se miraba el miembro enyesado y les decía a los demás “ Es solo un pequeño resbalón, cuando me quite el yeso verán”....   Así descansaba esa tarde Francisco, mirando las nubes que pasaban velozmente sobre su cabeza. -Va a llover-, pensaba en voz alta, y está elucubrando pensamientos de monte, sonreía de sus cavilaciones llenas de las travesuras que ha protagonizado por esos campos, ecos de su tierra que venían acompañados de brisa.... La sentía  y observaba que movía las ramas y hojas y alejaba a los insectos a su alrededor que venían a rondar las orejas en su canto monótono.. Al fondo de la cerca, empezaban a subir unos cerros y entre ellos  unos Araguaneyes, que explotaban en sus ojos la exuberancia, mostrándose llenos de luz henchida de sol, majestuosos árboles de flores amarillas. El mocho Rafael lo iba a visitar en las tarde de fresca, cuando el sol bajaba su tenor, y se disipaba el enorme calor que se acumulaba todos los mediodías.  El mocho Rafael, lo saluda, le habla con cariño y respeto.Y le va preguntando por las iguanas. Francisco sonríe y le responde  ” Coño me las  van a acabar, por allá en la cerca del fondo, dentran los muchachos y me las tumban, que baina y yo acá sin poder hacer nada”. Esta vez se le frunce el ceño, por el recuerdo de los muchachos que en forma irrespetuosa entran en el fundo para acabar con sus iguanas. Enseguida cambia y vuelve a sonreír. “Pero ahora ven, pásame ese camuro y verás que pasa”. Francisco se coloca la totuma en la boca y empieza a emitir unos extraños sonidos guturales. “Toco, toco, toco, toco”. Y va repitiendo de nuevo como en un rito, esta vez con otro sonido, más seco y más fino, cambiando completamente el tono de su voz.” Toco, toco, toco, toco”.Y repite de nuevo.” Toco, toco, toco, toco”. Entonces inmediatamente le replica a Rafael “ ¡Mira, mira!.¡ Allí vienen!. En efecto, al principio se dejaba ver unas mancha verdusca, que rompía la quietud entre los árboles, se iban acercando tras cada llamado, moviendo sus cabezas, caminando muy despacio, eran seis y muy grandes, de más de un metro y medio, unas, muy verdes con rayas grises a los lados de su cuerpo y otras, casi grises un verde más sucio, también con rayas más oscuras a los lados. “ Mira allí, es un macho y está muy grande ¿verdad?, y allí, observa a la hembra que ahora se asoma. Vienen todos sigilosos porque tu estas aquí, siempre están más confiadas cuando estoy solo. ¡No te muevas!, mira son seis y viene todas a comer de mi mano. Ya tienen tiempo conmigo, están mansitas y vienen inmediatamente  a mi llamado, están ya acostumbradas a mí. El problema es que se van alejando cada vez más y existe el peligro de que los muchachos y los cazadores me las maten a todas”. Rafael oye asombrado a Francisco y no cree lo que ve. Entonces le pregunta emocionado.  “Cómo es que conseguiste esas iguanas”  El guajiro, hace una seña con su mano y acaricia la cabeza a uno de los animalitos. “Las tengo por más de cinco años” le responde, escupe una porción de tabaco que tiene en la boca y le continua diciendo. “ Todavía hace unos años limpiaba la empalizada allá en donde están los árboles grandes, aquellos araguaneyes y  me las encontré, estaban recién saliendo de sus huevos, chiquiticas y verdecitas.Las recogí y me las traje, algunas se murieron, pero fíjate como están las otras, se han desarrollado bárbaramente, comen de todo, arroz, pan , y el residuo que queda de la cocina, la mujer lo aparta y se los da a comer. Observa como están de grandes y rebosadas”. “ Solo de una de ellas sale un buen guiso”, le cometa Rafael en tono de guasa. Jajá jajá ríe el viejo, y le replica “ Ni se te ocurra, son mis muchachos. Jaja jaja...Vuelve a reír el viejo.....  ------------------------------  Iguana Iguana... Reptil suramericano. En peligro de extinción, su caza es indiscriminada y ya hay algunos sitios en donde no se le encuentra.Los huevos son nutritivos y muy buscados  en los meses de enero y febrero y las cazan solo para quitárselos..  
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres